miércoles, 26 de diciembre de 2012

Mito del emperador chino astronauta

Se dice que en la antigua China ya había algún emperador con delirios de grandeza. En la época en la que China empezó a manejar artilugios de pirotecnia y un día le dio por jugar a los astronautas.

De su misma cabeza salió la loca idea de coger el mejor trono que tenia en su palacio y ponerle 47 cohetes artesanos chinos y ponerlos en la parte de debajo de la silla.
Cuando estuvieron echos todos los cohetes los sujetaron bien a la parte baja y trasera de la silla. La idea del loco emperador era encender todos los cohetes a la vez y que el y la silla salieran volando hasta el espacio y luego caer sobre una colchoneta o cama en la que esperarian sus empleados y darle una caida triunfal.

Llega el "gran día" del lanzamiento y el emperador se sento en su real trono, después los 47 cohetes serian encendidos por 47 personas distintas (1 cohete por persona). Se dice que los cohete crearon una gran humareda con la que no se podia ver al emperador y que a los 10 segundo de humareda se vio salir por los aires al gran emperador, se le esperó 15 o 20 minutos y no se vio nada, la gente pensó que durante la humareda el empreador se fue y se cambió por un muñeco ya que a los dos dias apareció y dijo que llego a la Luna y regresó.

Este mito es un fraude:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada